Múltiple (2016)

 

Al oeste en Filadelfia.

Dejémonos de eufemismos. Shyamalan no se había ido. Lo que sucede es que, después de una racha de películas cucas, rodó una pedazo de mierda (“Airbender: El Último Guerrero“) y una mierda completa (“After Earth“). No se fue, la cagó –con dos truños fílmicos y sendas hostias en taquilla–. Todo el mundo comete errores y, aunque Hollywood ni tolera ni perdona el fracaso (económico), no vamos a ser nosotros igual de miserables que esos ejecutivos mamarrachos de los grandes estudios. Levántate y anda, amigo. “La Visita” actuó de catarsis; la cinta costó poco, recaudó bien y, gracias a ella, el público se reencontró con las señas de identidad del director de “El Sexto Sentido“. Pero aquél pequeño cuento de terror sólo era un calentamiento, como también lo fue el piloto de la serie de televisión “Wayward Pines“; el de Filadelfia volvía a estar preparado para proyectos más nutritivos. “Múltiple” supone el retorno definitivo a los lugares comunes de su filmografía: al thriller de atmósfera asfixiante, de progresión claustrofóbica y humor muy negro. Es este un terror de peculiar esencia comercial y factura encomiable, donde el suspense se maneja con la soltura de la que tan sólo es capaz un hábil narrador, un cuentacuentos con dotes para la prestidigitación y el engaño.

Múltiple” es una película que salta de manera habilidosa entre géneros, exprime con solvencia un recurso tramposo –el de las personalidades múltiples– y nos empuja a uno de esos inesperados desenlaces –no tan sorprendente en esta ocasión– a los que Shyamalan nos tiene (o nos tenía) acostumbrados. James McAvoy, aquí pletórico y desatado, monopoliza gran parte de la trama, revelándose como el atractivo casi absoluto de la propuesta. El puñado de personajes que interpreta, pone en liza una batería de contrastes que consigue apoderarse de secuencias completas. Cautivadora es la capacidad que demuestra a la hora de moverse, con semejante consistencia, entre personalidades diametralmente opuestas; su ejercicio de composición es hipnótico. Spoiler. Aunque la verdadera vuelta de tuerca se nos presenta esta vez en forma de inesperado crossover que deja abierta una posibilidad maravillosa: la transición hacia un universo de villanos y superhéroes que conecte con la filmografía previa de Shyamalan. Porque “Múltiple” tiene la virtud de concretar (y concluir) una narración absorbente, pero, además, se presenta repleta de flecos que pueden y deben ser retomamos en el futuro –David Dunn mediante–.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(11-02-2017)

 

• Lo mejor: James McAvoy. Lo que está por venir.
• Lo peor: No dejar que Shyamalan nos engañe.

 

 

Título Original: Split | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: M. Night Shyamalan | Actores: James McAvoy, Anya Taylor-Joy, Haley Lu Richardson | Productor: Marc Bienstock, Jason Blum, M. Night Shyamalan | Guión: M. Night Shyamalan | Fotografía: Mike Gioulakis | Música: West Dylan Thordson | Montaje: Luke Franco Ciarrocchi

 

Sinopsis: A pesar de que Kevin le ha demostrado a su psiquiatra de confianza, la Dra. Fletcher, que posee veintitrés personalidades diferentes, aún queda una por emerger decidida a dominar a todas las demás. Obligado a raptar a tres chicas adolescentes encabezadas por la decidida y observadora Casey, Kevin lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que las paredes de sus compartimentos mentales se derrumban.