Parking 2 (2007)

 

A la salida del curro.

Resulta un tanto difícil de asimilar que detrás de esta nueva propuesta de cine de terror este Alexandre Aja, precisamente uno de los autores que, últimamente, han aireado el desván del horror con títulos no demasiado originales, pero ciertamente interesantes. El director del entretenido (y ultraviolento) remake de “Las Colinas Tienen Ojos”, hace las veces de productor y guionista de esta insípida película de suspense dirigida por el debutante Franck Khalfoun.

Como su nombre bien indica, “Parking 2” desarrolla su argumento en el interior de la segunda planta del parking subterráneo de un edificio de oficinas –completamente vacío el día de Nochebuena–. Allí tiene lugar el fatídico encuentro de una joven y atractiva ejecutiva con un perturbado guardia de seguridad. La cinta va al grano, evitando premisas y adornos innecesarios; el festival de brutalidad gratuita y persecuciones taquicárdicas arranca pronto y sólo cesa en momentos puntuales y aislados.

Por desgracia, el film se reduce a las carreras de Rachel Nichols (enfundada en un mínimo vestido blanco) por el aparcamiento, y a los infructuosos esfuerzos de Wes Bentley, que trata de construir un psicópata convincente y carismático sin demasiado acierto. Poco terror, menos suspense y demasiado tedio para una película que sobrepasa por poco los 90 minutos de aburrido metraje e intenta, en balde, reafirmar la idea de la víctima con recursos.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(22-02-2008)

 

• Lo mejor: Convertir el parking en una trampa mortal.
• Lo peor: Su tendencia a tirar de manual en todo momento.

 

 

Título Original: P2 | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: Franck Khalfoun | Actores: Rachel Nichols, Wes Bentley, Philip Akin | Productor: Alexandre Aja, Erik Feig, Grégory Levasseur | Guión: Franck Khalfoun, Alexandre Aja, Grégory Levasseur | Fotografía: Maxime Alexandre | Música: tomandandy | Montaje: Patrick McMahon

 

Sinopsis: En Nochebuena, Angela Bridges, una joven y ambiciosa ejecutiva, se queda a trabajar hasta tarde en la oficina antes de ir a la fiesta de Navidad de su familia. Cuando por fin decide marcharse, no consigue arrancar el coche: se ha quedado sin batería en el parking desierto de la oficina. Al encontrarse sin cobertura en el garaje subterráneo, Angela agradece la llegada de Thomas, un amable vigilante de seguridad, que le ofrece su ayuda. Tras intentar arrancar el coche sin éxito, Thomas invita a la joven a compartir con él la pequeña cena de Navidad que ha preparado en la oficina del parking, pero ella se lo toma a broma. Craso error… Angela no sabe que la situación no tiene nada de graciosa. Thomas lleva meses vigilándola y no aceptará un no por respuesta. Este año, si quiere celebrar la Navidad, deberá encontrar la manera de escapar del nivel 2 del parking.