La Momia (1999)

 

Oculto en las arenas.

La Momia fue el resultado de una seria de fracasos en taquilla de la Universal. Buscando un producto de fácil difusión y para rentabilizar una inversión medianamente arriesgada, los directivos del estudio decidieron revivir a uno de sus grandes monstruos clásicos, para ello contaron con la dirección de un profesional curtido en películas de engendros, véase Deep Rising, Stephen Sommers. Con una apuesta descarada por la aventura clásica con toques más que evidentes a lo Indiana Jones, La Momia es un film que nos traslada a un Egipto idealizado, que recuerda a las antiguas producciones fantásticas de la Universal o la Hammer. Un ajustado reparto, en el que no faltan el aguerrido héroe (excelente Brendan Fraser), la dulce timorata Rachel Weisz y el encantador decadente John Hannah, hace aun más interesante la propuesta. Utilizando efectos de última generación el aspecto visual queda actualizado a nuestros días y nos ofrece un competente espectáculo. Puro cine de entretenimiento de la mejor calidad.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(26-08-2003)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: The Mummy | Género: Aventuras / Acción / Terror | Nacionalidad: USA | Director: Stephen Sommers | Actores: Brendan Fraser, Rachel Weisz, John Hannah | Productor: Sean Daniel, James Jacks, Kevin Jarre | Guión: Stephen Sommers, Lloyd Fonvielle, Kevin Jarre, John L. Balderston, Nina Wilcox Putnam, Richard Schayer | Fotografía: Adrian Biddle | Música: Jerry Goldsmith | Montaje: Bob Ducsay

 

Sinopsis: En el antiguo Egipto, el sumo sacerdote, Imhotep, mantiene una relación prohibida con la amante del Faraón Seti. Cuando Seti los descubre, Imhotep y su amada le asesinan, pero no pueden escapar de los guardianes reales. Imhotep sufre el más terrible de los castigos, es momificado vivo en Hamunaptra, la Ciudad de los Muertos. En 1923 un grupo de aventureros llega a Hamunaptra. Quieren encontrar los legendarios tesoros egipcios, pero sin querer liberan a Imhotep de su prisión eterna. La Momia está sedienta de venganza.