The Equalizer: El Protector (2014)

The Equalizer: El Protector (2014)

 

Las hostias en la sección de herramientas, caballero.

La figura del héroe imbatible, el cruzado todopoderoso que asume la condición de justiciero más allá de la ley, desde una posición de moral inquebrantable, es una imagen tan cautivadora como peligrosa. Dejar en manos de un sólo fulano la complicada tarea de impartir justicia no parece una decisión demasiado acertada, por muy cuco, equilibrado y sereno que este nos parezca. Tras esta apreciación, he de reconocer que estamos ante una película de hostias con poco o ningún recorrido ideológico –al menos de entrada–. En cualquier caso, no es menos cierto que este tipo de personajes resultan de veras atractivos –sobre todo a nivel cinematográfico–, quizá por lo mucho que se alejan de la realidad, de esa asquerosa cotidianidad donde los malhechores campan a sus anchas. ¿A quién no le gustaría tener un vecino que se cargara a los camellos, proxenetas, matones, mafiosos y policías corruptos de las proximidades durante una noche de frenesí justiciero? Un tipo que actuara, de manera firme y decisiva, contra la mugre de la sociedad moderna, a golpe de patada en la boca y puñetazo en las gónadas.

Ese tipo es Denzel Washington, el del quinto, el paisano tranquilo que te saluda en el rellano y lee libros por las noches; un pollo de rectitud extraordinaria. Mola. Conocemos la trama. Hay bastantes antecedentes fílmicos de sujetos resolutos que actúan de juez, jurado y verdugo sin ni siquiera comenzar a transpirar, incluso después de fabricar media docena de fiambres. “The Equalizer: El Protector” va de esto. Antoine Fuqua recupera la imagen del Charles Bronson más expeditivo de los ochenta y lo fusiona con el protagonista de la serie de televisión en la que se basa su film. Un ex agente jubilado de la «Agencia» entabla una relación de amistad con una joven prostituta (Chlöe Grace Moretz) explotada y extorsionada por la tatuada mafia rusa. Denzel interviene y se monta un berenjenal de tortas y tiros, de escala e intensidad creciente. Las coreografías de hostias, los tiroteos y las explosiones se suceden sin descanso, hasta alcanzar el sangriento y húmedo clímax que tiene lugar en el Leroy Merlin. Cine de acción de factura técnica impecable, tan vistoso como aséptico y carente de personalidad; sin demasiado interés más allá de la rotunda presencia de un impertérrito Denzel Washington. Este VHS habría volado de las estanterías hace dos décadas.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(18-09-2016)

 

• Lo mejor: Denzel Washington y Chlöe Grace Moretz. La escena final.
• Lo peor: Es una película de venganza más sosa que el pan sin sal.

 

The Equalizer: El Protector (2014)

 

Título Original: The Equalizer | Género: Acción / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: Antoine Fuqua | Actores: Denzel Washington, Marton Csokas, Chloë Grace Moretz | Productor: Todd Black, Jason Blumenthal, Tony Eldridge | Guión: Richard Wenk, Michael Sloan, Richard Lindheim | Fotografía: Mauro Fiore | Música: Harry Gregson-Williams | Montaje: John Refoua

 

Sinopsis: En “The Equalizer: El Protector”, Denzel Washington interpreta a McCall, un antiguo comando de operaciones especiales que ha fingido su propia muerte para vivir una existencia tranquila en Boston. Cuando sale de ese retiro autoimpuesto para salvar la vida de una jovencita, Teri (Chloë Grace Moretz), se encontrará cara a cara con unos mafiosos rusos muy violentos. Mientras se venga de aquellos que hacen daño a los indefensos, el deseo de justicia de McCalls crece. Así, si alguien tiene un problema, las probabilidades están en su contra y no tiene a quién acudir, McCall le ayudará. Él es el protector.

 

 

The Equalizer: El Protector (2014)

 

Último visionado: 09/12/2020 (Netflix)