Alien: Isolation (2014)

Alien: Isolation (2014)

 

Los monstruos de mamá.

Han pasado quince años desde el incidente en la U.S.C.S.S. Nostromo. Estamos en el año 2137. Amanda Ripley, ingeniera de la Weyland-Yutani e hija de la desaparecida tercera oficial de la Nostromo, Ellen Ripley, recibe la visita del androide ejecutivo Christopher Samuels. Este le informa que la caja negra de la Nostromo ha sido recuperada por nave de transporte y rescate Anesidora, actualmente en posesión de la corporación Seegson en Sevastopol; una colosal estación espacial de comercio en órbita al gigante gaseoso KG348, en el sistema Zeta Reticuli. Spoilers.

Un equipo de la Weyland-Yutani, compuesto por Amanda, Samuels y la ejecutiva de alto rango Nina Taylor, comienza su vector de aproximación a Sevastopol, a bordo de la nave de carga y transporte de pasajeros, Torrens, hermana gemela de la Nostromo, tripulada por su capitana Diane Verlaine y su navegador y encargado de telecomunicaciones, William Connor. La situación en Sevastopol parece confusa, casi catastrófica. Desde la Torrens intentan contactar por radio con la estación, pero sólo reciben un mensaje de advertencia, lleno de estática, de parte del mariscal colonial Waits, jefe de seguridad de la estación, indicándoles que no pueden recibir pasajeros. El equipo decide entonces abordar la estructura mediante una caminata espacial. A los pocos metros, antes de alcanzar la esclusa de aire, una explosión corta el cable guía, haciendo que el equipo se separe, dejando a Amanda como única superviviente.

Sevastopol, ciudad fantasma. Saqueadores, fallos energéticos, oscuridad, fugas de agua y vapor, barricadas, chatarra… La estación orbital es una auténtica pesadilla. Nada más poner los pies en ella, nos damos cuenta de que nada va bien en la otrora joya de la corona de Seegson. Por pasillos en penumbras y salas desmanteladas continuamos nuestro periplo hasta dar con Axel, un superviviente que nos advierte de la presencia en la base de un monstruo, un organismo alienígena conocido como “xenomorfo”. Una vez que el alien hace acto de presencia, nuestros mejores aliados serán taquillas, cajones y puntos de guardado. Pero este ser letal no será el único enemigo al que tendremos que enfrentarnos. Los sintéticos androides “Amigo” y algunos humanos irascibles, también se interpondrán en nuestro camino. La supervivencia se vende cara en el espacio profundo.

Tras un tiempo, Ripley contacta con Samuels (lógicamente ha sobrevivido), y descubre que Nina está gravemente herida. A partir de entonces tendremos que ir completando una serie de encargos y misiones (algunas un tanto repetitivas, simples y lineales): medicamentos para Nina, intentar sellar al alien en Soluciones Exoplanetarias Géminis (un módulo de investigación que puede ser desacoplado de la Sevastopol), enfrentarnos a Apollo (la inteligencia artificial a cargo de los sistemas tecnológicos y de telecomunicaciones de la estación orbital)… En un punto de la aventura, durante nuestra estancia en oficina de los mariscales coloniales, Amanda interroga a Marlow, capitán de la Anesidora. Este le cuenta como aterrizaron en el mismo planetoide que su madre, y el resto de la tripulación de la Nostromo, exploraron hace 15 años, conducidos a LV-426 por la misma transmisión proveniente de la nave de los “ingenieros”. La Anesidora transportó al xenomorfo en gestación dentro del cuerpo hibernado de la esposa de Marlow, Catherine Foster. A cambio de la caja negra de la Nostromo, la tripulación y el alienígena pasaron la cuarentena.

Tras esta revelación las sospechas recaen nuevamente sobre la Weyland-Yutani, revelada ahora como dueña de la estación. La despiadada compañía implementa de nuevo la orden 939, la misma que Madre puso en práctica durante el primer encuentro con el xenomorfo, la cual especifica la protección del espécimen alienígena a expensas de las vidas humanas de la estación. Continúa nuestra terrorífica aventura, salpicada de encuentros con la criatura. Incluso descubriremos un nido de aliens en el mismísimo núcleo del reactor de Sevastopol. Más adelante, la Anesidora es destruida; la explosión resultante daña severamente los estabilizadores gravitacionales de Sevastopol. Habrá que huir de allí a bordo de la Torrens, cueste lo que cueste. La historia engancha desde el minuto uno, de eso no hay duda. La narrativa del juego nos remite constantemente a la película original. El ritmo es pausado, lento, por momentos incluso tedioso, pero siempre que bajamos la guardia, la trama nos tiene preparada una nueva amenaza.

Estamos ante el mejor FPS de una licencia “Alien” hasta la fecha. SEGA debería sentirse orgullosa, y, sin duda, el estudio The Creative Assembly se merece un aplauso. “Alien: Isolation” recrea con precisión la atmósfera, la angustia, el terror y la tensión que exudaba la película de Ridley Scott. La criatura diseñada por Giger se presenta ante nosotros como un enemigo formidable e imbatible, una amenaza constante capaz de destrozarnos los nervios con cada aparición (a pesar de algún fallo en su IA). Un sonido a nuestra espalda, la peculiar respiración del monstruo.. Nuestra mejor arma: el detector de movimiento y la habilidad para pasar inadvertido, aunque el lanzallamas no está de más. Ya sabéis, “la mayoría de los animales se retiran ante el fuego”. Que se lo digan a Dallas. Nos encontraremos muchas veces dentro de taquillas, bajo mesas y escondidos en pequeños cajones o conductos de ventilación, conteniendo la respiración y sudando de puro terror.

El diseño es minucioso, gráficamente se ha reconstruido con esmero cada tubo, pantalla de ordenador, panel acolchado, conducto de aire y fluorescente parpadeante. Todos los entornos se inspiran en el estilo visual de “Alien, el Octavo Pasajero“, al igual que los efectos de sonido y la banda sonora. Todo ello, unido al gran trabajo de iluminación (las luces y reflejos son formidables), genera una atmósfera completamente opresiva y aterradora. Sevastopol es un lugar de pesadilla, una laberíntica y vasta ciudad espacial donde tiene lugar un exquisito survival horror declaradamente clásico. Sigilo extremo y escondite, un juego del gato y el ratón a través de los corredores, las salas y los habitáculos de la estación. Un paseo letal, de jugabilidad lenta, en el que tendremos que evitar hacer el más mínimo ruido, superando nuestros miedos, armándonos de paciencia, sin contar con pausas para la creación de componentes de equipo o durante la realización de los numerosos puzzles, siempre con el alien resoplando en nuestra nuca. Para llorar de alegría ante los puntos de guardado.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(12-05-2016)

 

• Lo mejor: La cuidada atmósfera de survival horror. Cada vez que el alien hace acto de presencia.
• Lo peor: Algunas veces se pasa de lento y complicado.

 

DLC:Alien: Isolation” cuenta con dos pequeñas expansiones ambientadas en la película original. “Tripulación Prescindible” y “Último Superviviente” nos convierten en protagonistas de algunos de los pasajes más icónicos de “Alien, el Octavo Pasajero“.

En “Tripulación Prescindible” podemos escoger entre Dallas, Parker o Ripley. Los personajes barajan varias ideas para deshacerse del organismo que amenaza sus vidas. La criatura deambula libre por la Nostromo. La recreación de la nave es brillante. Todos los detalles de la película están a nuestro alrededor, incluidas las voces de los actores originales (en la versión en inglés). El objetivo es dirigir al alien hasta una cámara de aislamiento para arrojarlo después al espacio. Abrir y bloquear escotillas parece fácil, pero la criatura acecha en cada esquina. Aférrate al lanzallamas y templa los nervios, si puedes…

Último Superviviente“. Todo está perdido. Hay que huir de la Nostromo como sea. El vehículo de escape necesita refrigerante. De eso se encargan Parker y Lambert. Ripley activa la autodestrucción de la Nostromo. El xenomorfo ataca. El camino de vuelta a la nave de auxiliar es una pesadilla de vapor, ruido de alarmas y luces de emergencia. Esto es lo que nos propone este DLC, pasarlas canutas en la piel de la teniente. Este maravilloso survival horror es todo un regalo de parte de Creative Assembly.

 

 

Alien: Isolation (2014)

 

Título Original: Alien: Isolation | Género: Terror / Ciencia Ficción / Thriller | Nacionalidad: Gran Bretaña / Japón | Director: Al Hope | Actores: Andrea Deck, Kezia Burrows, George Anton | Productor: Isabel Arjona, Jonathan Court, Oli Smith | Guión: Dan Abnett, Dion Lay, Will Porter, Rob Yescombe | Música: Jerry Goldsmith, Christian Henson, Joe Henson, Alexis Smith | Plataforma: PlayStation3, PlayStation4, Xbox360, Xbox One, PC | Desarrollador: The Creative Assembly, SEGA

 

Sinopsis: Quince años después de los eventos acaecidos en “Alien, el Octavo Pasajero“, la hija de Ellen Ripley, Amanda, se aventura en una desesperada batalla por la supervivencia , en una misión que le desvelará toda la verdad que hay detrás de la desaparición de su madre. Como Amanda te enfrentarás a un mundo cada vez más incierto, y te deberás enfrentar a una población desesperada y presa de pánico y a un alien impredecible y despiadado. Supera una amenaza mortal y experimenta un miedo constante como reacción a un alien dinámico e impredecible. Improvisa para sobrevivir: hackea ordenadores, rebusca por las esquinas… y explora un mundo de misterio y traición en una estación comercial decomisada en los confines del espacio llamada Sevastopol, cuyos habitantes están marcados por el miedo y la desconfianza.

 

 

Alien: Isolation (2014)