Diamantes para la Eternidad (1971)

 

Está de vuelta.

Nada menos que 1,25 millones de dólares se embolsó Sean Connery por ponerse en la piel de James Bond una vez más (tras la renuncia de Lazenby), en la que sería su última aparición en la saga oficial. Guy Hamilton vuelve a dirigir, siete años después de “Goldfinger”, una aventura americana para el agente 007. Aunque la trama base resulta entretenida, la deriva pseudo cómica de la cinta no acaba de cuajar del todo (hay abundancia de paridas absurdas en esta entrega). Las Vegas no le sientan demasiado bien al amigo Bond.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(27-12-2001)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

 

Título Original: Diamonds are Forever | Género: Acción / Aventuras / Ciencia Ficción | Nacionalidad: Reino Unido | Director: Guy Hamilton | Actores: Sean Connery, Jill St. John, Charles Gray | Productor: Albert R. Broccoli, Harry Saltzman, Stanley Sopel | Guión: Ian Fleming (novela), Richard Maibaum, Tom Mankiewicz | Fotografía: Ted Moore | Música: John Barry | Montaje: Bert Bates, John W. Holmes

 

Sinopsis: Sean Connery vuelve a interpretar al elegante agente británico 007. El ingenioso estilo de esta película sentará las bases para muchos de los siguientes episodios interpretados por Roger Moore. Han sido robadas grandes cantidades de diamantes pero todavía no se han vendido en el mercado mundial. James Bond tendrá la misión de descubrir quién está acumulando los diamantes y por qué. En su búsqueda descubre que su mortal enemigo, Ernst Blofeld, ha construido un generador láser gigante que se encuentra en órbita alrededor de la Tierra, que usa diamantes para intensificar su energía consiguiendo que las cabezas nucleares, los cohetes y los submarinos se autodetonen espontáneamente. La intención de Blofeld es vender en subasta su nuevo invento, dejando al mundo en manos del mejor postor. Bond llegará justo a tiempo para echar por tierra los planes de Blofeld devolviéndole una vez más la paz al mundo.

 

 

 

Último visionado: 26/02/2020 (Blu-Ray)