Indiana Jones and the Fate of Atlantis (1992)

 

Jones a remojo.

La aventura comienza en el Barnett College de Nueva York, durante la Segunda Guerra Mundial. La introducción del juego es un paseo interactivo por el viejo almacén de antigüedades del edificio, donde un profesor de arqueología, el irrepetible Indiana Jones, busca, a petición de un inquietante sujeto que se hace llamar “señor Smith”, una estatuilla que parece provenir de la mítica Atlántida. Cuando Indy le muestra la pieza a Smith, este se la arrebata y huye a toda prisa, dejando olvidada su chaqueta. Al revisarla, el doctor Jones descubre la verdadera identidad de Smith, que resulta ser un agente secreto del Tercer Reich llamado Klaus Kerner. También encuentra un recorte de periódico que menciona a Sophia Hapgood, una antigua compañera arqueóloga. Temeroso de que Sophia se haya convertido en objetivo de los nazis, Indy se pone en marcha para encontrarla antes que ellos. La señorita Hapgood, que abandonó la arqueología hace tiempo, ejerce ahora de médium en espectáculos de dudosa reputación. Cuando Indiana la localiza, Sophia establece contacto con Nur-Ab-Sal, un dios atlante que les ordena buscar “El Diálogo Perdido de Platón”, un antiguo manuscrito donde se detalla la ubicación exacta de la Atlántida. Nuestras pesquisas posteriores nos llevarán por todo el mundo, de Islandia a Tikal, pasando por Montecarlo, Argelia y la isla de Creta, siempre con los nazis pisándonos los talones.

Indiana Jones and the Fate of Atlantis” (traducido como “Indiana Jones y el Destino de la Atlántida”) fue la respuesta lógica al éxito cosechado por la aventura gráfica basada en “Indiana Jones y la Última Cruzada“. LucasArts tomó buena nota de la recepción de ese título, y en 1992 lanzó una propuesta completamente original, que se convirtió rápidamente en una de las producciones más populares y queridas del estudio (siendo el séptimo videojuego en utilizar el motor SCUMM, en su versión 5). Hoy día es considerado un clásico a la altura de “Maniac Mansion” y “The Secret of Monkey Island“. Se trata de un point and click fabuloso, repleto de retos, acertijos y puzles, siempre con el toque característico de la saga cinematográfica, que también aporta su tono a los momentos más centrados en la acción. La historia se divide en tres fases. Tras la introducción, y después de completar una primera fase común, el jugador puede escoger entre tres posibilidades: viajar acompañado por Sophia; continuar la historia en solitario, usando la inteligencia (rompecabezas más elaborados); o continuar en solitario, pero usando los puños (más violencia y peleas). Esta elección no es reversible y altera los desafíos a los que tendrá que enfrentarse Indiana. Las tres rutas convergen en una tercera fase, de nuevo común, que nos ofrece tres posibles finales para la historia, atendiendo a las decisiones que tomemos en el último tramo del juego.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(01-08-2018)

 

• Lo mejor: Es una aventura adictiva, trepidante y muy divertida. Cien por cien Indiana Jones.
• Lo peor: Ya no se hacen aventuras gráficas como esta.

 

¿Sabías que…? La primera versión se distribuyó en disquete, pero posteriormente apareció una versión en CD que incluía como novedad las voces de los diálogos y mejores efectos de sonido, aunque nunca se dobló al castellano.

 

 

Título Original: Indiana Jones and the Fate of Atlantis | Género: Acción / Aventuras / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: Hal Barwood | Actores: Denny Delk, David Gitin, Jane Jacobs | Productor: Shelly Day | Guión: Hal Barwood, George Lucas, Noah Falstein | Música: Clint Bajakian, Michael Land, Peter McConnell | Plataforma: PC, DOS, Amiga, FM Towns, Apple Macintosh | Desarrollador: LucasArts Entertainment Company, Lucasfilm Games, U.S. Gold

 

Sinopsis: La historia sucede durante la Segunda Guerra Mundial. Un científico alemán está investigando unas bolas doradas fabricadas con un metal llamado orichalcum, que le llevarán a la Atlántida, dónde conseguirá todo el poder. Por mala suerte para él, Indiana Jones se interpone en su camino.