Invasión a la Tierra (2011)

 

Han tomado la playa.

Se ha convertido en habitual, prácticamente en norma, que lo mejor y más destacado de una producción cinematográfica -sobre todo cuando nos referimos a blockbusters-, sea el contenido y la configuración de su tráiler. “Invasión a la Tierra” es el enésimo ejemplo de esto. Tan intrigante avance se ha quedado en (casi) nada. Jonathan Liebesman construye una suerte de “Independence Day” a ras de suelo, “La Guerra de los Mundos” cámara en mano; híbrido mutagénico y hormonado, a medio camino entre esa divertidísima chorrada titulada “Skyline” y el referente absoluto para la estética de buena parte del nuevo cine extraterrestre, “District 9“. Es cierto que el abultado presupuesto de la cinta pone sobre la mesa un puñado de escenas visualmente llamativas, incluso resulta divertida la oda involuntariamente mema al “G.I. Joe” norteamericano que ejecuta la propuesta, pero estos limitados alicientes se antojan exiguos para disfrutar del espectáculo. A nivel narrativo, la invasión no se sostiene de ninguna forma, es pura rutina, con una planificación de manual que no deja margen a la sorpresa.

La aventura de este pelotón militar chufletero, compuesto por estereotipos rígidos, que vomitan arengas militares gilipollas sobre el valor, el honor y el deber, es una caminata sobre raíles que carece de emoción en la mayor parte del metraje y no consigue nada de lo prometido. Su engañoso avance nos ponía sobre la pista de algo que, o bien nunca estuvo presente en este proyecto o se ha perdido casi por completo en la mesa de montaje. El tono bélico, de guerrilla urbana, opaca cualquier intento de introducir alguna novedad destacada en el subgénero. Tras los primeros compases de la ofensiva alienígena, que aún mantienen cierta intriga, todo elemento de suspense muere masacrado en cuanto comienzan a silbar las balas y los proyectiles. Cualquier otro elemento destacado no pasa de lo anecdótico, como la autopsia de campaña que nos demuestra la vulnerabilidad de los visitantes. Lástima que acabe resultando una simple nota a pie de página dentro de una narración muy poco afortunada –por muchas ganas que le ponga Aaron Eckhart–.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(01-04-2011)

 

• Lo mejor: Las imágenes emitidas por los informativos de televisión.
• Lo peor: El resto.

 

 

Título Original: Battle: Los Angeles | Género: Acción / Thriller / Bélico / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Jonathan Liebesman | Actores: Aaron Eckhart, Michelle Rodriguez, Bridget Moynahan | Productor: Jeffrey Chernov, Ori Marmur, Neal H. Moritz | Guión: Christopher Bertolini | Fotografía: Lukas Ettlin | Música: Brian Tyler | Montaje: Christian Wagner

 

Sinopsis: Durante años ha habido casos documentados de avistamientos de OVNIS en todo el mundo, Buenos Aires, Seúl, Francia, Alemania, China. Pero en 2011, lo que hasta ese momento eran simples avistamientos, se convierten en una terrible realidad cuando la Tierra es atacada por fuerzas desconocidas. Mientras todos son testigos de cómo caen las grandes ciudades del mundo, Los Ángeles se convierte en el último bastión de la humanidad en una batalla que nadie esperaba. Un sargento de la Marina (Aaron Eckhart) y su nueva división, son los que tendrán que definir los límites frente a un enemigo como jamás se habían encontrado.