Skyline (2010)

 

Muerte desde el cielo.

La impagable escena del ataque nuclear sobre la inmensa nave alienígena que flota amenazante sobre Los Ángeles, bien vale el paseo hasta la sala de cine. Esa enérgica secuencia condensa todas las intenciones de una falsa serie B de ciencia-ficción; llamativo pastiche de ritmo y acción infatigables. Es este un film de invasiones marcianas que juega despreocupado con las posibilidades de tan belicoso planteamiento, y sabe sacar partido a cada cliché del subgénero. La aventura la complican unos visitantes porculeros, de esos que incordian al personal desde el primer minuto y se hacen notar en todo momento. Las cosas claras, la trama al grano y los efectos especiales amos y señores de una narración tan entretenida y espectacular como la citada división del átomo en versión digital. “Skyline” es una película que no engaña. Siempre divertida, eléctrica e impactante, su intención no es otra que presentar a unos aliens sin escrúpulos y muy cabrones, a unos humanos completamente desamparados y la habitual respuesta bélica homínida, que en esta ocasión huele a fracaso estrepitoso cada vez que los militares se inventan una nueva jugada. El cóctel funciona.

Los hermanos Strause sacan a relucir su vena más lúdica (y chorra), rememorando la macarrada extraterrestre perpetrada en la reivindicable “Aliens vs. Predator 2“. Constreñidos entonces por las líneas maestras de una saga consolidada (aunque regatearon bien ciertas imposiciones), regresan ahora con una propuesta que permite mucha más libertad creativa (y margen para la locura). En cierto modo, se trata de una producción que intenta retornar a los orígenes humildes, incluso inocentes, de la ciencia-ficción norteamericana realizada durante los años cincuenta; aquella que, pese a estar imbuida y alienada por los efectos sociopolíticos de la guerra fría -con tramas que pretendían adoctrinar a la audiencia a través del miedo, donde los buenos y los malos estaban perfectamente identificados y no había confusión posible-, suponía una ventana abierta a todo un cosmos de imaginación desbordada. A esta sincera mirada atrás se une a un ligero aroma “District 9” (en el apartado visual) para confeccionar un sabroso batido de referencias, apropiaciones y préstamos. Mientras, su deriva argumental nos pone sobre la pista de la (a priori) gran película de invasiones espaciales del próximo año: “Invasión a la Tierra“. Corren buenos tiempos para las criaturas del espacio exterior.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(26-11-2010)

 

• Lo mejor: Cuando se desata el poder del átomo.
• Lo peor: Exigirle más de lo que ofrece.

 

 

Título Original: Skyline | Género: Thriller / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Colin Strause, Greg Strause | Actores: Eric Balfour, Donald Faison, Scottie Thompson | Productor: Kristian James Andresen, Paul Barry, Liam O’Donnell | Guión: Joshua Cordes, Liam O’Donnell | Fotografía: Michael Watson | Música: Matthew Margeson | Montaje: Nicholas Wayman-Harris

 

Sinopsis: Después de todo un día de fiesta, un grupo de amigos se despierta en plena noche a causa de una luz misteriosa que atraviesa las ventanas. La luz dibuja la imagen difuminada de personas que luego desaparecen de repente… Entonces descubren que una fuerza de otro mundo se está tragando a la toda la población de la Tierra. Este grupo de supervivientes deberá luchar por su vida mientras el planeta entero se desmorona a su alrededor.