Mondo Zombie (1989)

 

Cazadores de zombies.

En Akron, Ohio, se dedicaban a la industria del caucho, pero llegó la crisis y el sector se fue al garete. Muchos acabaron desempleados; los más afortunados se dedicaron a otras cosas, como el doctor Bow (Lester Clark), un investigador que ha desarrollado un virus capaz de revivir a los muertos, y todo ello trabajando en un cutre laboratorio situado en el sótano de su casa, con un par. Por supuesto, el invento se le va de las manos, el virus escapa a todo control y la peña de la zona acaba transformada en una manada de antropófagos en descomposición (que no mueren ni recibiendo un disparo en la cabeza o siendo troceados a conciencia…). Cinco años más tarde, la pandemia adquiere proporciones globales y los Estados Unidos son pasto de unos zombies que se pasean despreocupados por las inmediaciones de la Casa Blanca y el National Mall en Washington D. C. Para hacer frente a esta problemática tan chunga y sanguinolenta, lo que queda del gobierno crea una agencia, llamada Zombie Squad, que recibe la misión de exterminar a todo no-muerto pululante (mientras hace frente a las protestas de los activistas pro derechos de los muertos vivientes). Se recluta para esta división a los más incompetentes y patanes, asegurando así una buena ración de mordiscos y situaciones mongo-delirantes. Cuando todo parece perdido, se encomienda a la Patrulla Zombi 205 una última y arriesgada tarea: viajar de vuelta a Akron, al laboratorio de Bow, para obtener la fórmula original del virus y crear con ella un antídoto…

Malditos paletos, fanáticos de mierda. En Ohio las cosas están bastante jodidas. Una secta local, comandada por el reverendo Jones (Robert Kokai) –en clara alusión al pastor Jim Jones–, cree que los zombies son una plaga que Dios ha mandado para purificar un mundo rebosante de pendejos impíos. A las órdenes del trastornado Jones, los lugareños han formado una milicia armada que se dedica a alimentar a los zombies (sic), para completar de este modo la obra del señor… El conflicto resulta inevitable. La sangre abundante; los despropósitos también. De este hilarante argumento (imposible olvidar el mensaje de la gorrita: “Once I thought I was wrong, but I was mistaken”) se sirve J.R. Bookwalter, responsable de un puñado de títulos infames –aunque en su haber tiene un par de cintas que han hecho las delicias de innumerables seguidores del género de terror más casposo, véase “Ozone (Droga Mortal)” de 1995–, para llevar a cabo una meritoria ópera prima, si atendemos a su ínfimo presupuesto y la precariedad absoluta del rodaje. Filmada entre 1986 y 1989, “Mondo Zombie” (The Dead Next Door) no se editaría en vídeo hasta 1993, debido a la multitud de inconvenientes que surgieron en su posproducción. La película, dirigida, escrita, editada y producida por Bookwalter, se rodó en Super-8, por lo que presenta innumerables problemas de iluminación, sobrexposición y otras deficiencias técnicas derivadas de las limitaciones de este formato. El transfer a vídeo fue una pesadilla, y por el camino se perdió la pista de audio original, que tuvo que ser grabada de nuevo (algunos de los actores originales fueron doblados por otras personas).

Sam Raimi y Bruce Campbell al rescate. El primero, como productor ejecutivo, utilizó parte de los beneficios obtenidos con “Terroríficamente Muertos” para finalizar el film; el segundo hizo las veces de técnico de sonido e incluso prestó su voz a un par de personajes. Incluso Scott Spiegel, guionista de “Evil Dead II“, tiene un breve papel en la cinta. En resumen, la gente de “Posesión Infernal” le dio un impulso definitivo a un título al que le sentó muy bien su llegada a las estanterías de los videoclubs de los noventa. En los Estados Unidos adquirió pronto gran popularidad entre los seguidores del splatter y el género Z (tuvo mucho mérito, sobre todo en una época anterior a internet), tanto que Gorgon Video y Manga Films no tardaron en lanzar la película en España. Por aquel entonces te podías marcar una sesión doble junto a “Braindead (Tu Madre se ha Comido a mi Perro)” de Peter Jackson, para degustar una generosa ración de tripas y abrir el apetito… Volviendo al film, obra de una cutrez intrínseca evidente (a nivel técnico, las interpretaciones, las situaciones absurdas, los agujeros del guión…), y aun así entrañable, nos encontramos con un sentido homenaje al género de terror y, en particular, a la obra de Romero. Es este un título que destaca por unos efectos especiales, un trabajo de maquillaje y un nivel de gore muy loables, pese al pírrico presupuesto con el que contaban sus realizadores. La trama aparece salpicada de guiños al fan, como los nombres de los personajes (Raimi, Carpenter, King, Franklin, Jason… “Savini, no haces nada bien”), un hecho que remarca el tono lúdico de la propuesta: para muestra la escena en la que un zombie alquila en el videoclub los VHS de “Zombi“, “La Matanza de Texas“, “Posesión Infernal” y “Creepshow“.

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(02-07-2004)

 

• Lo mejor: Es una divertida y buena (muy) mala película.
• Lo peor: No es apta para multitud de públicos.

 

¿Sabías que…? La mayor parte del reparto hizo diversos trabajos tras las cámaras. El más activo fue Bookwalter, encargado también de los efectos especiales y el maquillaje. En una secuencia podemos leer un texto escrito en la pared que reza: “Romero es el rey”, guiño nada disimulado a George A. Romero, director de “El Día de los Muertos” (Day of the Dead, 1985), película donde Bookwalter intervino como extra, y una de las mayores influencias de “The Dead Next Door“. La digitalización en DVD y su paso a HD con la llegada del Blu-Ray, ha mejorado sobremanera el aspecto visual y sonoro de “Mondo Zombie“.

 

zoml1 

 

 

Título Original: The Dead Next Door | Género: Terror | Nacionalidad: USA | Director: J.R. Bookwalter | Actores: Pete Ferry, Bogdan Pecic, Michael Grossi | Productor: J.R. Bookwalter, Jolie Jackunas, Sam Raimi | Guión: J.R. Bookwalter | Fotografía: Michael Tolochko | Música: J.R. Bookwalter | Montaje: J.R. Bookwalter

 

Sinopsis: Nos encontramos en un mundo dominado por los muertos. El gobierno de los Estados Unidos, alarmado por el creciente número de zombies, ha creado el Zombie Squad, una unidad especial cuya misión es salvar a los todavía humanos y aniquilar a los que ya están muertos. Desde Washington D. C., la patrulla trabaja por todo el país descubriendo con horror un plan siniestro: que los zombies están siendo criados para sustituir a los habitantes del planeta en un futuro no muy lejano.