Silent Hill: Homecoming (2008)

Silent Hill: Homecoming (2008)

 

Reencuentros en la bruma.

Regresa la saga “Silent Hill” y lo hace dando el salto a la nueva generación de videoconsolas (PlayStation3 y Xbox360), aunque el resultado no es todo lo brillante que cabría esperar. Konami cede la batuta creativa al estudio Double Helix Games en esta sexta entrega de la popular saga de Survival Horror. En esta ocasión encarnamos al soldado Alex Shepherd, de vuelta a casa tras servir en la guerra y estar convaleciente en un hospital militar. Al llegar a su ciudad natal, Shepherd´s Glen, población cercana a la infame Silent Hill, se percata de que las cosas han cambiado mucho en aquellos lares, y para peor. Al llegar a la casa de su familia nos enteramos de otra terrible noticia, nuestro hermano pequeño ha desaparecido. Comenzará entonces la búsqueda del pequeño.

Bienvenidos de nuevo a las desiertas y aterradoras calles, arropadas por la mortecina y omnipresente niebla, que tantas pesadillas alumbraron. Shepherd´s Glen parece haber corrido la misma mala suerte que su ciudad vecina Silent Hill. El pueblo entero da la sensación de estar muerto, tan sólo unos pocos vecinos deambulan por los solitarios rincones de la población, y una horda de extrañas y horripilantes criaturas campan a sus anchas por el lugar. A lo largo de nuestra búsqueda deberemos transitar por numerosos escenarios: nuestra casa, el cementerio, un destartalado hotel, la comisaria, las cloacas… todo ello mientras vamos y volvemos, una y otra vez, del “otro mundo”. Acabadas nuestras pesquisas en Shepherd´s Glen, nuestros pasos nos llevarán al origen del mal, Silent Hill, el pueblo maldito. Allí visitaremos algunos lugares conocidos antes de dirigirnos a la central eléctrica, la cárcel y la iglesia, mientras recabamos información sobre la Orden, el extraño culto origen de todas nuestras calamidades.

A nivel gráfico “Silent Hill: Homecoming” no es un título espectacular, ni mucho menos. Los diseños, tanto el de los sombríos escenarios, como los personajes y las criaturas, resultan algo toscos. El buen nivel de la ambientación enmascara parte de los defectos artísticos, pero sólo en parte. La trama logra nuestro interés, pero son numerosos los baches y los momentos un tanto tediosos. La linealidad de la aventura es total y el componente de investigación casi nulo. Los puzles son básicos y los combates llegan a resultar monótonos y repetitivos; en este sentido “Homecoming” sigue los pasos de “The Room” y “Origins”. La inclusión de ciertas frases que podremos escoger durante las conversaciones no pasa de ser una mera anécdota. Al igual que sucedía en “Silent Hill Origins”, tendremos unos cuantos momentos “quick time event”, incluso intercalados en las cinemáticas. El inventario vuelve a estar escaso de armas e ítems y la munición contada, aunque el nivel de exigencia de los enemigos no será demasiado abrumador. Los frustrantes jefes de finales nos pondrán en apuros en algunas fases.

Homecoming” es un “Silent Hill” un tanto decepcionante. Puede llegar a cautivarnos su ambientación y la misteriosa trama que desarrolla, pero no consigue el grado de inmersión de entregas anteriores. Técnicamente es un juego regular, de desarrollo convencional y escaso en cuanto a novedades dentro de la saga. Un título menor, posiblemente el episodio más flojo hasta la fecha.

Manu Castro (6/10)
(28-03-2009)

 

• Lo mejor: La trama engancha; la atmósfera, también.
• Lo peor: Gráficamente está desfasado.

 

shl1

 

Silent Hill: Homecoming (2008)

 

Título Original: Silent Hill: Homecoming | Género: Drama / Terror | Nacionalidad: USA | Director: Michael McCormick, Robert Taylor | Actores: Brian Bloom, Llana Barron, Fitz Houston | Productor: Jeremy Lee, Robert Taylor, Michael Willette | Guión: Patrick Doody, Keiichiro Toyama, Chris Valenziano | Música: Akira Yamaoka | Plataforma: PlayStation3, Xbox360, PC | Desarrollador: Double Helix Games, Konami

 

Sinopsis: Ponte en el papel de Alex Shepherd cuando regresa a su ciudad, Shepherds Glen, para buscar a su hermano perdido. En su viaje llegará a Silent Hill, donde descubrirá pesadillas que no alcanza a comprender, en la difusa línea entre realidad e imaginación. La potencia de las nuevas consolas permiten nuevos niveles de calidad gráfica que sorprenderán al jugador en esta historia escalofriante con una sobrecogedora banda sonora del compositor Akira Yamaoka.

 

Silent Hill: Homecoming (2008)