Thor: El Mundo Oscuro (2013)

 

Vuelve el trueno.

Regresa Thor en solitario tras el festival masivo y desbordado que supuso “Los Vengadores“, y después del retorno de Tony Stark hace apenas unos meses. Al Dios del trueno también se le detecta cierto estrés postraumático es sus maneras pero, a diferencia de “Iron Man 3“, donde Shane Black opta por un ejercicio de introspección y una vuelta a la esencia del héroe solitario, “Thor: El Mundo Oscuro” desata la fantasía (en ocasiones muy medieval) para entregarnos otro pedacito de mitología asgardiana –Thor supera sus traumas en el fragor de la batalla y a golpe de martillo, que para eso es una deidad–. Estas dos nuevas propuestas rebajan la escala de acontecimientos con respecto al megablockbuster precedente –no podía ser de otra manera–, aunque no olvidan ni por un segundo su vocación de espectáculo total. Si la amenaza y el villano de la tercera entrega de “Iron Man 3” reflejan un carácter más mundano, en contraste con lo sucedido en Nueva York, “El Mundo Oscuro” hace frente a la grandilocuencia de la invasión Chitauri con un ejército de elfos negros y el Éter, una fuerza misteriosa que ya existía antes del nacimiento de los Nueve Reinos. Se trata, en efecto, de una de las seis Gemas del Infinito (en concreto es la Gema de la Realidad) que, además de ampliar el campo de actuación del UCM a todo el cosmos, nos pone tras la pista de las intenciones últimas de este tinglado (si por algún casual la escena poscréditos de “Los Vengadores” no había despejado todas las dudas). Pero, no adelantemos acontecimientos…

El Bifrost vuelve a rular. Asgard está en peligro; La Tierra también; y Thor (Chris Hemsworth), que ha de mantener un precario equilibrio entre tres mundos, menea con soltura su martillo para que las cosas no se desmadren por completo. Su nueva aventura es un enérgico comic book de dos horas de duración, de ritmo fulgurante y con un componente lúdico que impregna por completo casi todos los elementos de la cinta. Loki asume de nuevo el papel relevante que merece, Stellan Skarsgård se transforma en un refrescante soplo de comicidad (también Kat Dennings), mientras que cada visita a Asgard es como un grifo abierto de imaginación visual. Por desgracia, hay otras propuestas menos alimenticias en esta entrega de transición dentro del serial marvelita. Malekith el Maldito (Christopher Eccleston) no hace honor a su título de súpervillano, y su tropa de Elfos Oscuros de Svartálfaheim acaba resultando un tumulto de esbirros bastante lamentable. Tampoco funciona el tono romántico de la impostada relación de Thor con Jane Foster (Natalie Portman), flirteo encajado a martillazos (no del Mjolnir) que se difumina hasta casi desaparecer –como los cuatro colegas del barbas–. Alan Taylor no se trae de “Juego de Tronos” ninguna rebuscada intriga palaciega, pero demuestra eficacia y tino a la hora de abordar un capítulo complicado que podría haber fallecido a la sombra de esa película-acontecimiento que deslumbró al mundo el año pasado. Por cierto, quiero más Heimdall (Idris Elba) en la próxima entrega, por favor.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(31-10-2013)

 

• Lo mejor: Su ilimitada imaginería visual. Loki.
• Lo peor: Un Mundo Oscuro totalmente desaprovechado.

 

 

 

Título Original: Thor: The Dark World | Género: Acción / Aventuras / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: Alan Taylor | Actores: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Tom Hiddleston | Productor: Victoria Alonso, Kevin Feige, Alan Fine | Guión: Christopher Yost, Christopher Markus, Stephen McFeely | Fotografía: Kramer Morgenthau | Música: Brian Tyler | Montaje: Dan Lebental, Wyatt Smith

 

Sinopsis: Continúan las aventuras en la gran pantalla de Thor, el poderoso Vengador, mientras lucha por salvar la Tierra y todos los Nueve Reinos de un enemigo oscuro que precede al Universo mismo. A raíz de “Thor” y “Los Vengadores”, Thor lucha para restaurar el orden en todo el cosmos… pero una antigua raza liderada por el vengativo Malekith regresa para sumir al Universo de nuevo en la oscuridad. Frente a un enemigo que incluso Odin y Asgard no pueden resistir, Thor debe embarcarse en su viaje más peligroso y personal hasta el momento, uno que lo reunirá con Jane Foster y le obligará a sacrificarlo todo para salvarnos a todos.