Código Fuente (2011)

 

Haz que cada segundo cuente.

Duncan Jones parece empeñado en continuar sorprendiendo con producciones brillantes a un público que, después de la estupenda “Moon” (2009), ya sólo espera lo mejor del cineasta británico. “Código Fuente” se regodea en una complejidad narrativa que se olvida del mainstream dominante para tratar de tú a tú a una audiencia con el suficiente bagaje en experimentos tempo-dimensionales de ciencia-ficción literaria y cinematográfica como para encarar con garantías retos tan estimulantes como este.

Jones nos da y nos arrebata continuamente ocho minutos cruciales, nos tiende la piedra filosofal de las agencias de inteligencia, una tecnología que, incluso siendo incapaz de predecir, evitar o modificar un futuro trágico, pone a nuestra disposición una herramienta con la que descifrar ciertas incógnitas de este extraño mundo que hemos diseñado. “Código Fuente” se mueve en una escasa franja temporal tan claustrofóbica y fugaz como la pesadilla en la que despierta un Jake Gyllenhaal que guarda más de un paralelismo con el personaje de Sam Rockwell en “Moon”.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(15-04-2011)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Source Code | Género: Acción / Thriller / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA / Canadá / Francia | Director: Duncan Jones | Actores: Jake Gyllenhaal, Michelle Monaghan, Vera Farmiga | Productor: Mark Gordon, Philippe Rousselet, Jordan Wynn | Guión: Ben Ripley | Fotografía: Don Burgess | Música: Chris Bacon | Montaje: Paul Hirsch

 

Sinopsis: El capitán Colter Stevens (Jake Gyllenhaal) despierta en un tren de cercanías a toda velocidad sin la más mínima idea de cómo ha llegado allí. Sentado frente a él se halla Christina (Michelle Monaghan), una mujer a la que no conoce, aunque ella cree claramente conocerlo. Tras refugiarse en los aseos, se sorprende al ver en el espejo el reflejo de otro hombre, además de tarjetas de identificación en su cartera que pertenecen a un profesor de escuela llamado Sean Fentress. De pronto, una gran explosión hace pedazos el tren. Casi al instante, Colter se ve transportado a una unidad de aislamiento de alta tecnología, donde una mujer con uniforme militar llamada Goodwin (Vera Farmiga) exige que le rinda cuentas sobre todo lo que ha visto. Colter se encontraba en una misión de máxima prioridad para identificar a un terrorista que había destruido pocas horas antes un tren y que tiene previsto matar a miles de personas con una explosión mucho más potente en pleno centro de Chicago. Un programa de alto secreto, de nombre clave “Código Fuente”, permite a Colter existir brevemente como Sean en la realidad paralela en la que el tren de cercanías está a punto de estallar. Cada vez que regresa al tren, Colter dispone únicamente de ocho minutos para descubrir la identidad del terrorista. Va reuniendo poco a poco nuevas pistas, pero no acierta a dar con su presa. Cuanto más datos descubre, más se convence de que puede evitar que se llegue a producir la mortal explosión… a menos que se le agote antes el tiempo.