Mad Max. Salvajes de la Autopista (1979)

 

La ley de Max.

Con un presupuesto ínfimo y la originalidad de un argumento que condensaba grandes dosis de acción y violencia, George Miller completó una película inusual y adictiva. Una sociedad en decadencia, en un futuro no muy lejano, donde las carreteras se han convertido en escenario de salvajes persecuciones entre bandas rivales y oficiales de policía, comprende el marco en el que se desarrolla una narrativa brillante, el pedregoso camino por el que transita Max, un hombre arrollado por sádicos acontecimientos. Tanto el director, Miller, como el actor protagonistas, un joven Mel Gibson, lograron un enorme éxito mundial, consiguiendo el reconocimiento fuera de Australia. Aún hoy en día las escenas de conducción y las persecuciones son extrañamente espectaculares, de una crudeza inusitada.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(21-02-2002)

 

• Lo mejor: Su pesimista tono crepuscular.
• Lo peor: Es carne de copia descarada.

 

 

Título Original: Mad Max | Género: Acción / Ciencia Ficción | Nacionalidad: Australia | Director: George Miller | Actores: Mel Gibson, Joanne Samuel, Hugh Keays-Byrne | Productor: Byron Kennedy | Guión: James McCausland, George Miller | Fotografía: David Eggby | Música: Brian May | Montaje: Cliff Hayes, Tony Paterson

 

Sinopsis: Mel Gibson se convirtió en una estrella internacional tras su primera colaboración con el director George Miller en uno de los mitos cinematográficos más populares de todos los tiempos. En un mundo futurista, la sociedad se encuentra en una decadencia total. Las autopistas que van de una ciudad a otra se han convertido en una auténtica pesadilla, proporcionando un escenario adecuado para un pasatiempo mortal y apocalíptico entre bandas de salvajes motoristas y un grupo de policías. Gibson interpreta a Max Rockatansky, un audaz policía que libra una persecución espectacular con los motoristas asesinos que eligieron como blanco a su familia. Es una batalla brutal en la carretera, ambientada en una Australia posapocalíptica. Al final, un hombre viajará sólo por una autopista, una autopista que condujo a Mel Gibson hacia la fama.