Red de Mentiras (2008)

 

No confíes en nadie.

Ridley Scott (“Alien, el Octavo Pasajero”, “Blade Runner”) usa la plantilla creada por su hermano para aquella gran película llamada “Spy Game” y exprime lo suficiente a unos intérpretes entregados (grandes Russell Crowe y Leonardo DiCaprio) para acabar configurando un cinta de espías más que correcta, a la vez que despliega un repertorio técnico impecable y un guión (obra de William Monahan) lo bastante sólido como para resultar interesante durante gran parte del metraje.

Tras “American Gangster”, Scott vuelve a manufacturar una cinta de estudio de alto presupuesto, con grandes estrellas y un tema polémico a la vez que atractivo: la situación de los servicios secretos estadounidenses tras los atentados del 11 de septiembre y el nuevo mundo surgido de las ruinas del World Trade Center. “Red de Mentiras” narra, con un ritmo frenético, la confrontación entre la superpotencia tecnológica y el integrismo islámico, la red de inteligencia más avanzada del mundo (ejem) enfrentada a unos asesinos fanáticos que viven en la Edad Media y utilizan técnicas impredecibles y muy difíciles de controlar, siempre desde el particular, sesgado y muy discutible punto de vista yanqui

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(07-11-2008)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Body of Lies | Género: Acción / Drama / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: Ridley Scott | Actores: Leonardo DiCaprio, Russell Crowe, Mark Strong | Productor: Donald De Line, Ridley Scott, Michael Costigan | Guión: David Ignatius (novela), William Monahan | Fotografía: Alexander Witt | Música: Marc Streitenfeld | Montaje: Pietro Scalia

 

Sinopsis: Roger Ferris (DiCaprio) es el mejor hombre con el que la CIA de los Estados Unidos cuenta, en sitios donde la vida humana no vale más que la información que te puede proporcionar. En las operaciones que le llevan por todo el mundo, desde el Oriente Medio a Washington, su siguiente paso depende de la voz al otro lado de una línea telefónica segura: el veterano de la CIA, Ed Hoffman (Crowe). Haciendo la guerra desde un portátil en los suburbios, Hoffman sigue la pista de un líder terrorista emergente que ha dirigido una campaña de bombardeos eludiendo a la red de inteligencia más sofisticada del mundo. Para sacar a los terroristas a la luz, Ferris tendrá que penetrar en este turbio mundo, pero cuanto más se acerca al objetivo más se da cuenta que la confianza es una comodidad peligrosa y, al mismo tiempo, la única que le sacará de allí con vida.