Alien vs. Predator (1994)

 

Nuestro mundo, sus reglas.

La ciudad de San Dorado en California ha sufrido una inexplicable invasión de xenomorfos –de putos aliens, para que me entiendan los profanos–. El cuerpo colonial de marines de los Estados Unidos se ve incapaz de contener la situación y abandona en pleno campo de batalla a dos de sus mejores soldados, el mayor Dutch Schaefer (un armario empotrado mejorado de manera cibernética, inspirado en el personaje de Arnold Schwarzenegger en “Depredador“) y la teniente Linn Kurosawa (otro cyborg humano, muy habilidoso con la pistola y la katana). Rodeados por un enjambre de voraces aliens, su muerte parece inminente e inevitable. Justo cuando todo parece perdido, hacen acto de presencia dos depredadores (Predator Warrior y Predator Hunter) y aniquilan a los viscosos bichos con sus armas y sus técnicas de guerreros-cazadores. Los yautja ofrecen una alianza a los dos humanos para acabar con la infestación extraterrestre. Tras la intro, el jugador puede escoger entre los cuatro personajes (cada uno con habilidades, resistencia, fuerza y agilidad bien diferenciadas), pudiendo participar tres de ellos de manera simultánea. Prepara las monedas de 25 pesetas y no te canses de aporrear botones.

Alien vs. Predator” es uno de esos arcades que levantaban pasiones en bares y salas recreativas durante la década de los noventa. Se trata de un beat ‘em up desarrollado y distribuido por Capcom para la mítica placa CPS-2 (Capcom Play System 2). A nivel visual es toda una experiencia, con un apartado artístico muy destacado. Lanzado en 1994, el juego venía a inflamar la imaginación de los seguidores de las sagas cinematográficas de “Alien” y “Depredador“, como ya lo hiciera años antes la serie de cómics de Dark Horse creada por Chris Warner en 1989. A lo largo de siete frenéticas pantallas, nos enfrentamos a hordas de aliens de diferentes tipos (incluida la reina) y a una ingente cantidad de soldados humanos, siempre en busca del porqué del brote. Spoilers. Algo que se revela justo después de destruir la colmena alienígena, ya que la presencia de xenomorfos en la Tierra es el resultado de un proyecto secreto que trataba de convertir a estas letales criaturas en armas biológicas. Detrás de tan siniestro experimento se encuentra el general renegado Bush, que trabaja para la ominosa corporación Weyland-Yutani; el argumento no puede ser más sencillo y maravilloso. Con el paso de los años se ha convertido en un título clásico, muy valorado por los aficionados a los juegos beat ‘em up arcade (junto a “Final Fight” y “Cadillacs and Dinosaurs“).

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(06-07-2017)

 

• Lo mejor: Es un beat ‘em up sólido y muy divertido. Su llamativa estética.
• Lo peor: Nunca fue porteado a consolas domésticas.

 

 

 

Título Original: Alien vs. Predator | Género: Acción / Ciencia Ficción | Nacionalidad: Japón | Director: – | Actores: – | Productor: – | Guión: – | Música: Hideki Okugawa | Plataforma: Arcade | Desarrollador: Capcom

 

Sinopsis: La ciudad de San Dorado está al borde de la aniquilación. Una raza de belicosos alienígenas ha invadido sus calles y exterminado a sus habitantes. El ejército se ve incapaz de contener el ataque y abandona la zona, dejando atrás a dos soldados cibernéticos: el mayor Dutch Schaefer y la teniente Linn Kurosawa. Ellos son la última esperanza de la humanidad. Pero no combatirán solos; un par de depredadores se alían con ellos para exterminar a tan peligroso enemigo.