La Presa (1981)

 

En el pantano, la presa eres tú.

Estando de maniobras, un grupo de palurdos de la Guardia Nacional provoca un sangriento incidente en los extensos pantanos de Louisiana. A esta muchachada uniformada no se le ocurre otra cosa que tocarle las pelotas a los cajuns de la región, cazadores expertos y grandes conocedores del lugar que sufren un déficit severo de sentido del humor. Su violeta reacción sorprende al pelotón, cuyo líder, el sargento Poole (Peter Coyote), cae abatido a primeras de cambio. Se inicia entonces una frenética carrera por la supervivencia en tan inhóspito territorio. Evitar ser aniquilado se convierte en la prioridad número uno de un grupo de mequetrefes que pasan de exaltados a acojonados por la vía rápida. Los miembros de la patrulla van siendo exterminados por los cajuns, un enemigo despiadado e infatigable –seguro que John McTiernan tomó buena nota del ritmo y la tensión de este film a la hora de abordar su “Depredador“; también William Friedkin la usaría de referente para “The Hunted” (2003)–. Walter Hill, que venía de dirigir “Los Amos de la Noche” (1979) y “Forajidos de Leyenda” (1980), lleva al límite a un reparto sin duda memorable (con Keith Carradine, Powers Boothe y Fred Ward al frente). Si la travesía de los Warriors, desde Central Park a Coney Island, os pareció jodida, volved a mirar.

Con la excelente “Muerte en los Pantanos” (1958) de Nicholas Ray en el horizonte y la inevitable comparación con “Defensa” (1972) de John Boorman siempre presente, “Southern Comfort” se articula como escabroso regreso a ese tiempo primigenio donde aún no se habían redactado las leyes de los hombres y la sociedad civilizada era un sueño difuso. Hill le debe mucho a Boorman, no cabe duda, pero a diferencia del británico, el californiano evita cualquier tipo de juicio ético a lo largo de la narración. “La Presa” es un sálvese quien pueda donde la moral queda sepultada por el miedo a morir de forma brutal. Se trata pues de una reescritura de “Deliverance” sin coartada ecologista (ni de ningún otro tipo), una película de supervivencia extrema que retrotrae al ser humano a su condición de animal salvaje; el bayou convertido en un saco de arpillera donde Walter Hill mete a un puñado de bestias llevadas al límite que se destrozan a dentelladas, mientras reciben una somanta de palos desde el exterior. Cosas que pasan. En resumen, un “shit happens” hiperbólico y contundente; porque, algunas veces, esas “cosas que pasan” son realmente jodidas.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(10-06-2017)

 

• Lo mejor: La secuencia final; tensión concentrada.
• Lo peor: Reducirla a un ejercicio vacío de violencia.

 

 

Título Original: Southern Comfort | Género: Acción / Thriller | Nacionalidad: USA / Suiza / Reino Unido | Director: Walter Hill | Actores: Keith Carradine, Powers Boothe, Fred Ward | Productor: David Giler, William J. Immerman | Guión: Michael Kane, Walter Hill, David Giler | Fotografía: Andrew Laszlo | Música: Ry Cooder | Montaje: Freeman A. Davies

 

Sinopsis: Estando de maniobras, un grupo de la Guardia Nacional provoca un sangriento incidente en los pantanos de Louisiana. A continuación los miembros del pelotón van siendo exterminados por los violentos cajuns de la región…