Starman (1984)

 

El hombre de las estrellas.

Venía Carpenter de atemorizar al personal justo el año en que Spielberg nos presentó al extraterrestre más popular de los ochenta. “La Cosa” se tropezó en la taquilla con “E.T., el Extraterrestre” y “Starman” lo hizo con la alargadísima sombra de tan entrañable ser alienígena. Sólo tres años después del estreno de “Alien, el Octavo Pasajero“, las audiencias de todo el mundo acogían con los brazos abiertos a un visitante de otro mundo que sólo quería volver a casa. El abrumador éxito de “E.T.” (la cuarta mejor recaudación de la historia en los Estados Unidos), estrenada el 11 de junio de 1982, ensombreció el lanzamiento de “La Cosa” (el 25 de junio siguiente), ambas distribuidas por Universal. Sea como fuere, Carpenter, fiel a su condición de outsider, se puso a trabajar de inmediato en su próximo proyecto, la adaptación de la novela de Stephen King, “Christine” –por aquel entonces el cineasta de Carthage salía a título por año–. Y así llegamos a 1983. Es entonces cuando Michael Douglas le ofrece a Carpenter la dirección de un film que llevaba en desarrollo varios años. La premisa era llamativa: un bondadoso alienígena llega al planeta Tierra tras derribar el ejército su nave espacial y adopta la apariencia de un ser humano fallecido.

La vuelta a casa. Pese a las evidentes similitudes con el film de Spielberg, la comparación de ambos filmes se antoja innecesaria. El ser de las estrellas de Carpenter, interpretado por un excepcional Jeff Bridges, es la viva imagen del marido muerto de Jenny Hayden (Karen Allen). Pero es sólo una ilusión, ya que este visitante de otra galaxia, que se comporta como un niño que descubre el mundo por primera vez, es una recreación corpórea que goza de espíritu propio. A través de sus nuevos ojos humanos observará toda la crueldad de un planeta violento y hostil, poblado por una raza de criaturas viles y deleznables. Con la fuerza de sus actos, el alienígena demostrará ser mucho más humano que los habitantes de La Tierra. De Jenny aprende la fragilidad de nuestra especie, la dependencia emocional y el sentimiento de pérdida, pero gracias a ella también descubre el poder del amor incondicional. Juntos emprenden una huida (y un aprendizaje) para dejar atrás a los siniestros agentes del gobierno y al ominoso ejército norteamericano. Ella, encarnando todos los rasgos de la compasión, tratará de ayudarlo en su desesperado regreso al hogar. Por el camino, algunos momentos mágicos (la escena del ciervo, por ejemplo) apuntalan el tono conmovedor de esta obra.

Quizá sea “Starman” la película más triste y dramática de su filmografía. Es sin duda una aventura emocionante y hermosa, atrevida a la hora de eludir cualquier tipo de final feliz. Aunque no desprende una amargura insoportable, de ella se sale con una profunda sensación de abatimiento. Carpenter deja su inequívoca firma en el tono de la trama y los personajes, así como en las intenciones críticas de un film ciertamente combativo –realizado en la época más surrealista de la administración Reagan–. El director nos enfrenta de nuevo a la posibilidad de no ser los únicos en este Universo infinito, sólo que en esta ocasión plantea el conflicto otorgando la condición de amenaza al género humano. Siendo nosotros los monstruos, salen a relucir todas las incomodidades de nuestra presunta sociedad civilizada. Carpenter vuelve a estremecernos, también con la contundencia de una soberbia banda sonora (aquí la batuta la sostiene Jack Nitzsche) y un apartado visual esplendoroso (los efectos especiales corren a cargo de ILM, que se lució con algunas escenas que van más allá de lo sobrecogedor). En 1986 se estrenó una serie de televisión basada en la película, protagonizada por Robert Hays.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(27-12-2001)

 

• Lo mejor: Jeff Bridges como motor emocional de la propuesta.
• Lo peor: La inútil comparación con “E.T., el Extraterrestre“.

 

jcar1

 

 

Título Original: Starman | Género: Aventuras / Drama / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: John Carpenter | Actores: Jeff Bridges, Karen Allen, Charles Martin Smith | Productor: Larry J. Franco | Guión: Bruce A. Evans, Raynold Gideon | Fotografía: Donald M. Morgan | Música: Jack Nitzsche | Montaje: Marion Rothman

 

Sinopsis: Cuando su nave es abatida en Wisconsin, Starman (Jeff Brodges) llega al recóndito refugio de una joven viuda, Jenny Hayden (Karen Allen) y adopta la forma de su marido fallecido. El extraterrestre convence a Jenny para que le lleve hasta Arizona, diciéndole que si no es rescatado por la nave nodriza en el plazo de tres días, él morirá. Tras su pista está el gobierno, que hará todo lo posible por capturar al extraterrestre vivo o muerto. Dirigida por el aclamado John Carpenter (“Christine“, “Fantasmas de Marte“) “Starman” es una increíble odisea romántica de ciencia ficción única en su género.