Fantasmas de Marte (2001)

Fantasmas de Marte (2001)

 

Alucinógeno polvo rojo.

Tres años después de la magnífica “Vampiros“, regresa el viejo maestro, y lo hace con un film de ciencia ficción y terror, un terreno en el que Carpenter camina con paso firme. “Fantasma de Marte” nos traslada al planeta rojo, la última frontera para la humanidad. En la mitad del siglo XXII, un grupo de policías de élite se ve inmerso en una peligrosa misión: capturar al criminal conocido como Desolación Williams, cuyo último paradero conocido es una pequeña ciudad minera bastante alejada de la capital del planeta. A bordo de un tren de mercancías, el Trans-Mariner 74, el equipo llega al puesto avanzado de Shining Canyon. La población está desierta, la comisaría alberga a un puñado de presos y la posada local ha sido transformada en un auténtico matadero. Queda claro que la situación está a muchos “cliks” de resultar normal. Carpenter y Larry Sulkis nos introducen en una aventura marciana protagonizada por unos belicosos y arenosos fantasmas, surgidos de las profundidades del planeta, que poseen a todo humano con el que entran en contacto. Los primeros en caer son los mineros, pero no serán los únicos.

Aroma serie B desde el primer minuto. El diseño de producción (a cargo de William Elliot) y las llamativas maquetas nos dan la bienvenida a un mundo de arena roja y escenarios prefabricados. William Hiney, Mark W. Mansbridge y Ronald R. Reiss se encargan de los estupendos decorados, fascinante recreación que incide en la atmósfera asfixiante y la claustrofobia que desprende la trama. Cada uno de los edificios del pueblo guarda un peculiar encanto entre sus paredes. En especial la comisaría de policía, recinto en el que tiene lugar la parte más jugosa de la cinta (donde Carpenter toma prestados algunos detalles de la mítica “Asalto a la Comisaria del Distrito 13“); un brutal asedio en el que la acción se desata, los monstruos caen abatidos a puñados y los protagonistas se remangan para tratan de sobrevivir a los embates de las “bandas callejeras” marcianas. El reparto, encabezado por Natasha Henstridge, Jason Statham y Ice Cube, es auténticamente macarra. Clea DuVall, Pam Grier y Joanna Cassidy completan el elenco.

A pesar del nervio de la propuesta, “Fantasmas de Marte” tiene algo de western crepuscular, no obstante se percibe cierto tono de agotamiento en Carpenter. El director norteamericano sigue fiel a sus señas de identidad, incluso en esta realidad actual, donde la serie B se asfixia entre los brazos de los grandes estudios. Film atípico, obra milagrosa y producción digna de alabanza; películas así son una verdadera rareza en estos tiempos de estandarización visual y narrativa. Alejada de sus mejores propuestas, por supuesto (hablamos del responsable de “La Cosa“, “Golpe en la Pequeña China” o “Están Vivos“), y aún así una aventura fantástica de ciencia ficción resuelta, divertida y llena de atractivos. Hay que ser objetivos, y a estas alturas John Carpenter no defrauda; desde luego no como autor, mucho menos como currante del cine. Regocijémonos, porque este tío lleva más de una década viendo como sube la marea y aún así nos ofrece un bis cada pocos años.

Manu Castro (7/10)
(27-10-2001)

 

• Lo mejor: La atmósfera general de la aventura. Sus notas de humor.
• Lo peor: Que Carpenter tarde cada vez más en estrenar película nueva.

 

La Opinión de Marcos Gómez

Pura serie B a cargo de John Carpenter (toda un institución en este genero), es una cinta de acción trepidante con todos los ingredientes para ser una de las películas de referencia de este tipo de cine y un nuevo tanto en el ya abultado marcador de obras maestras de este, injustamente, poco reconocido director. No cabe la menor duda de que esta es una producción de escaso presupuesto, como es norma en todos los productos de Carpenter, y que todo el equipo trabajó con ahínco pero sin esperar grandes compensaciones económicas a diferencia de lo que suele ocurrir en las grandes producciones. Sin embargo esto, lejos de suponer una menor calidad, le da un aire más desenfadado y divertido, transmitiéndose ese descaro y diversión directamente al espectador. En resumen y en contra de lo que nos pudiera hacer pensar su efímero paso por las salas de proyección (que tiene más que ver con la mala fama del director que con la calidad de la película) es esta una gran obra que nos hará pasar un rato de diversión, sobre todo si vamos a verla con amigos.

NOTA: 8,5

 

jcar1

 

Fantasmas de Marte (2001)

 

Título Original: Ghosts of Mars | Género: Acción / Thriller / Terror / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: John Carpenter | Actores: Natasha Henstridge, Ice Cube, Pam Grier | Productor: Sandy King | Guión: Larry Sulkis, John Carpenter | Fotografía: Gary B. Kibbe | Música: Anthrax, John Carpenter | Montaje: Paul C. Warschilka

 

Sinopsis: Marte, 2176 DC. Habitado durante mucho tiempo por colonizadores humanos, el Planeta Rojo se ha convertido en un lugar oscuro y peligroso como consecuencia de una Tierra con problemas de superpoblación. 640.000 personas viven y trabajan ahora en estaciones alrededor de todo Marte, explotando el planeta y aprovechando su riqueza en recursos naturales. Pero una de esas operaciones de explotación ha descubierto un filón mortífero: una civilización marciana, que ha permanecido dormida durante mucho tiempo, cuyos guerreros, ahora activos y aparentemente imparables, están tomando sistemáticamente los cuerpos de los intrusos humanos, dispuestos a liberar al planeta de los invasores procedentes de la Tierra. La Teniente Melanie Ballard (Natasha Henstridge), una veterana que lleva dos años en la Fuerza Policial de Marte, se encuentra al frente de una misión: llevar a James “Desolación” Williams (Ice Cube), el criminal más famoso del planeta, ante la justicia. Williams no tiene ninguna intención de hacer que el trabajo de Ballard resulte fácil, y lo que comienza como una batalla de fuerza e inteligencia entre la policía y el criminal pronto se transforma en algo más esencial: una batalla por la supervivencia humana y la huida de un planeta que parece condenado.Junto a la Teniente Ballard, en esta misión, se encuentran Bashira (Clea Duvall), la tímida principiante; Jericho (Jason Statham), un pretencioso y joven pistolero; la veterana y dura Comandante Helena Braddock (Pam Grier) y Michael Descanso (Liam Waite), el soldado de confianza. Cuando el equipo se encuentra con la Profesora Whitlock (Joanna Cassidy) y aprenden de su mortal error, que accidentalmente ha hecho surgir las malvadas fuerzas marcianas ocultas en una excavación arqueológica -, todo el infierno se desata. Se trata de una civilización contra otra y Shining Canyon se convierte en O.K. Corral, mientras Ballard y Williams deciden unir sus fuerzas en un combate mortal contra los “Fantasmas de Marte“.

 

Fantasmas de Marte (2001)