Uncharted: El Legado Perdido (2017)

 

Colaborar o morir.

Apenas unos meses después de los acontecimientos narrados en “Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón“, nos encontramos de nuevo con Chloe Frazer, la carismática cazatesoros y arqueóloga que dio réplica a Nathan Drake en “Uncharted 2: El Reino de los Ladrones” y “Uncharted 3: La Traición de Drake“. La joven se ve complicada en medio de un conato de guerra civil en plena India, justo cuando le sigue la pista al Colmillo de Ganesh, una antigua reliquia de gran valor que parece estar oculta en la capital perdida del extinto Imperio Hoysala. Para conseguir su objetivo tendrá que rastrear a fondo las Ghats occidentales y confiar e incluso poner su vida en manos de un inesperado aliado: la ruda mercenaria Nadine Ross. Tras la disolución de Shoreline (el grupo paramilitar sudafricano contratado por el villano de “Uncharted 4“, Rafe Adler), Nadine se ha convertido en una especie de agente libre, ahora contratada por Chloe Frazer. Juntas tratarán de impedir que la reliquia caiga en las manos de Asav, un líder rebelde y ex-agente del gobierno hindú, reconvertido ahora en especulador bélico, que también va tras el codiciado Colmillo de Ganesh. Recorriendo la enmarañada selva India, a través de las más intrincadas montañas, las dos intrépidas aventureras se enfrentarán a los numerosos y violento esbirros de Asav y pondrán a prueba su ingenio para desentrañar todos los secretos del Imperio Hoysala.

Un mundo (muy) abierto. Tras la breve y llamativa introducción urbana, se abre ante nosotros un extenso mapa de una belleza cautivadora, y no es un mero cliché, la fuerza visual de este título es formidable. Su apartado técnico resulta brillante; a nivel gráfico es lo más espectacular que se puede jugar hoy día en una PS4 –Naughty Dog sigue exprimiendo la máquina de Sony antes del esperado “The Last of Us: Parte II“–. En cuanto a la trama, el juego desarrolla una aventura independiente con respecto al resto de la saga; hablar de expansión a lo “The Last of Us: Left Behind” (que es una pieza dentro de la historia de “The Last of Us“), sería un error. “Uncharted: El Legado Perdido” supone un reto apasionante de unas diez horas de duración, repleto de plataformas y tiroteos, que cuenta además con un destacado componente de exploración. Es cierto que repite al pie de la letra la contrastada fórmula de la saga, algunas veces en exceso, pero lo hace con una jugabilidad impecable, que supera la evidente carencia de innovaciones. Por el contrario, los rompecabezas están más elaborados en esta ocasión y resultan más desafiantes. También destaca la mejora de los combates cuerpo a cuerpo. A nivel narrativo funciona como un reloj. Las dos protagonistas y las situaciones en las que se ven inmersas, compiten de tú a tú con lo mejor de la serie “Uncharted“; no echamos de menos a Nathan en ningún momento. Es este un complemento ideal para el fan de una franquicia que, sin duda, volverá algún día.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(14-10-2017)

 

• Lo mejor: Los entornos por los que transita el juego y el ritmo de la aventura.
• Lo peor: Está un peldaño por detrás del espectáculo que supuso “Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón“, pero es comprensible. Se limita a repetir mecánicas de juego ya conocidas.

 

 

Título Original: Uncharted: The Lost Legacy | Género: Acción / Aventuras | Nacionalidad: USA | Director: Shaun Escayg, Kurt Margenau | Actores: Claudia Black, Laura Bailey, Troy Baker | Productor: – | Guión: Josh Scherr | Música: Henry Jackman | Plataforma: PlayStation4 | Desarrollador: Naughty Dog

 

Sinopsis: Para recuperar un antiguo y legendario artefacto indio y mantenerlo alejado de las manos de un despiadado guerrillero, Chloe Frazer deberá aliarse con la conocida mercenaria Nadine Ross (de “Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón“). Ambas tendrán que dirigirse al corazón de las montañas de la India y aprender a trabajar en equipo para poder resolver el misterio del artefacto, abrirse camino a través de temibles enemigos y evitar que toda la región termine sumida en el caos.

Chloe, uno de los personajes más populares de la serie, es una famosa cazatesoros dotada de un ingenio, unos conocimientos sobre arqueología y una capacidad de improvisación que rivalizan con los de Nathan Drake. Se ha labrado una gran reputación por su destreza tanto en combate como al volante. Chloe es una persona impulsiva y amante de la improvisación que se fía mucho de su ingenio. Sus métodos suelen ser discutibles desde el punto de vista ético, pero sus servicios están muy demandados debido a su eficacia. No obstante, también tiene sus límites y cuando una situación amenaza con descarrilar, no vacila en cortar por lo sano.

Hasta hace poco, la temible Nadine dirigía Shoreline, un grupo paramilitar sudafricano contratado por el principal villano de “Uncharted 4“, Rafe Adler. Tras la disolución de Shoreline, se ha convertido en agente libre y mercenaria. Conocida por una actitud tranquila y calculadora en el trabajo y el combate, siempre insiste en llevar el timón de la situación y nunca falla. Asav, el robusto líder de una rebelión insurgente que solía trabajar para el gobierno, es su poderoso rival. Se dice que está desenterrando tesoros y reliquias culturalmente valiosas para la región, pero tiene otras intenciones detrás de sus actos. Este nuevo villano siente que fue dejado a un lado en la resolución de los conflictos por parte del gobierno y ahora es un rebelde solitario que trata de empezar una guerra y lucrarse de ella.