Resident Evil: Extinción (2007)

Resident Evil: Extinción (2007)

 

¡Vaya con el Virus-T!

Que a Paul W. S. Anderson no le gusta la saga “Resident Evil” es cada vez más evidente y, tras esta tercera entrega, empiezo a albergar serias dudas sobre si alguna vez se ha puesto a los mandos de uno de los juegos de Capcom. Pegamos un salto temporal de vete a saber cuántos años tras el brote de Raccoon City. La infección ha arrasado la vida humana y la animal, y se las ha ingeniado para acabar con la vegetación, secando también ríos y lagos (sic). No hace falta más explicación, para esto no, aunque ya se encarga Alice de ponernos en situación sobre lo ocurrido en “La Colmena”; pedagogía monguer muy necesaria. En fin, que el mundo es ahora un enorme desierto por el que vagan unos pocos supervivientes y cientos de miles de muertos vivientes. Alice (Milla Jovovich) se lo monta a su bola, en plan “Mad Max“; la típica rutina post apocalíptica en busca de comida y combustible. Los co-protagonistas de “Apocalipsis” forman parte del convoy de Claire Redfield (sí, el bueno de Anderson incorpora por fin a uno de los personajes clave de los videojuegos). Umbrella, por supuesto, prosigue con sus habituales experimentaciones subterráneas chungas.

¿Presidente Wesker? Manía absurda la de modificar los roles originales con tal desdén. A estas alturas parece imposible disfrutar de un argumento mínimamente coherente en las versiones cinematográficas. La trama es insultantemente sencilla (spoilers): Alice encuentra una libreta en la que alguien ha dejado escrito que Arcadia, un pueblo de Alaska, está libre de la infección. Allí ofrecen comida, refugio y seguridad. No se puede pedir más en pleno fin del mundo. Mucha potra me parece a mí encontrar tal información en una gasolinera abandonada en pleno desierto de Nevada. Pero aquí hemos venido a jugar. Alice sufre un ataque mientras duerme, debido a sus (súper) poderes, y escacharra la moto en la que viaja. Quiere la providencia que Claire, Carlos y compañía anden cerca. El guión es un mal chiste, repleto de casualidades y ocurrencias, todo apesta a “porque sí”. Mulcahy (“Los Inmortales“, “La Sombra“) hace lo que puede con tamaño bochorno narrativo. Mientras tanto, Anderson continúa su peculiar saqueo de la trama y las criaturas de los juegos e incorpora elementos aleatorios a martillazos: cuervos, zombis digitales a paladas y algún engendro de génesis vergonzosa.

Haciendo cosas malas bajo tierra. Ese debería ser el eslogan comercial de la corporación Umbrella. A Anderson le molan los enormes complejos subterráneos, no cabe duda. Aquí recrea las nuevas instalaciones de la compañía blanquirroja asaltando sin miramientos la cinta de Romero, “El Día de los Muertos“, y no se para aquí. El buen doctor Isaac quiere domesticar a los zombies, ¿os suena? Una escena recrea el adiestramiento de Bub; el bueno de Paul en modo Atila, el huno. Si aún tenéis ganas de seguir el hilo argumental de este forro, sabed que los supervivientes hacen una escala en Las Vegas; ciudad en ruinas, invadida por la arena. Allí son atacados por un comando de élite zombie (en pijama)… Me duele el coco de pensarlo. Como el resto, es otra coartada endeble y triste para desarrollar un espectáculo de acción de factura torpona. Si os preguntáis por la supuesta dosis de terror -yo creía que esto era cine de zombies-, pues no. Ni siquiera en los rincones más oscuros del búnker de Umbrella se nos eriza el vello de la nuca. “Extinción” es un film sin rumbo, de factura ridícula. El epílogo rubrica el esperpento y deja la puerta abierta a una futura continuación; eso sí que da auténtico miedo.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(31-10-2007)

 

• Lo mejor: Dentro del despropósito generalizado, la aparición de Claire Redfield.
• Lo peor: Que en un año tan bueno para el género zombi (“Planet Terror“, “28 Semanas Después“), esta saga abandone definitivamente los muertos vivientes.

 

revil1 zoml1

 

Resident Evil: Extinción (2007)

 

Título Original: Resident Evil: Extinction | Género: Acción / Terror / Ciencia Ficción / Thriller | Nacionalidad: Francia / Australia / Alemania / Gran Bretaña / USA | Director: Russell Mulcahy | Actores: Milla Jovovich, Oded Fehr, Ali Larter | Productor: Paul W.S. Anderson, Jeremy Bolt, Robert Kulzer | Guión: Paul W.S. Anderson | Fotografía: David Johnson | Música: Charlie Clouser | Montaje: Niven Howie

 

Sinopsis: El virus experimental T, inventado por la Corporación Umbrella, ha sido liberado por el mundo, transformando a la población en un azote de zombis desgarbados con gusto por la carne. Sin seguridad en las calles, Carlos Olivera y L.J., junto con los nuevos supervivientes Claire, K-Mart y la enfermera Betty, han reunido un grupo de supervivientes y se han echado a la carretera… atravesando las asoladas carreteras del desierto en un convoy armado. Buscan otros como ellos – vivos… no infectados. Lo que encuentran es la otra presencia constante en el desierto: los No Muertos – y necesitarán docenas de armas, miles de balas y un par de lanzallamas para protegerse. Escondidas bajo una torre de radio abandonada de Nevada están las elegantes oficinas y las instalaciones de investigación de la Corporación Umbrella. Con acceso al satélite de vigilancia constante en tiempo real, el Dr. Isaac puede mantener una vigilancia constante sobre el convoy… pero está buscando a una persona que no sólo sea la clave para una cura, sino lo que han estado buscando los experimentos de Umbrella: a Alice. Cuando fue capturada por la Corporación Umbrella, Alice fue sometida a experimentos biogenéticos que la alteraron genéticamente, otorgándole una fuerza, unos sentidos y una destreza sobrehumanos. Mutando minuto a minuto, y bajo una amenaza constante de traición por parte de su propio ADN creado por la ingeniería de Umbrella, Alice ha estado ocultando el convoy, alerta para protegerlos, esperando de algún modo conducirlo a un lugar seguro.

 

 

Resident Evil: Extinción (2007)