X-Men: Apocalipsis (2016)

X-Men: Apocalipsis (2016)

 

Agotamiento mutante.

El epílogo de esta segunda trilogía de las peripecias protagonizadas por la Patrulla X, hábilmente reformulada en “X-Men: Primera Generación“, consolidada con acierto en la meritoria “X-Men: Días del Futuro Pasado“, se presenta ante nosotros con un déficit de energía y pasión que acaba por ahogar una propuesta reducida a un puñado de detalles interesantes y alguna escena destacada. Este anticlimático desenlace, en el que entra en juego el primer mutante de todos –el villano (casi) definitivo–, un soso Apocalipsis interpretado por Oscar Isaac, supone la confirmación del desgaste narrativo de una saga cinematográfica que, al margen de próximos proyectos (hay en marcha un tercer “Lobezno“), cuenta ya con ocho entregas (entre secuelas, reinicios y spin-offs). La savia nueva también acusa cierto agotamiento; los tres pilares fundamentales de esta reinvención, Magneto (Michael Fassbender), Xavier (James McAvoy) y Raven (Jennifer Lawrence), encaran su participación en la película con un evidente tono de encargo ingrato. Todos ellos peleados con sus desdibujados personajes, resignados ante unos papeles limitados por un argumento empeñado en evitar problemas, alérgico ante el menor atisbo de complejidad a la hora de establecer el conflicto.

Diseñado como un convencional desfile de guiños al fan, de carácter simplón y carente de pretensión alguna, más allá de la presentación de nuevos rostros y mutantes, “X-Men: Apocalipsis” se desliza acomodaticia, incapaz de alimentar el interés por lo que ocurre en pantalla. De reparto demasiado coral y demasiado desaprovechado, en el que veteranos y noveles, sometidos todos a la presión del relevo generacional –jubilada, ahora sí, toda la vieja guardia–, quedan oscurecidos por una trama torpemente obstinada en contar los tediosos preparativos de Apocalipsis, su reclutamiento internacional de fenómenos y unos planes de destrucción planetaria y dominación global de concepción estándar. De entre las escenas de acción y los efectos especiales surgen un par de meritorios apuntes: la espectacular e hilarante escena protagonizada por Mercurio y la fugaz aparición de un desorientado Lobezno –en modo Arma X–. Una pizca de picante para un film insípido que, al menos, consigue deslumbrarnos con la aparición de la joven Jean Grey –interpretada por la solvente Sophie Turner–. Interesante y carismática revelación que se desvanece una vez que nos sumergimos en el interminable combate final; anodino cierre que evidencia todas las carencias de esta producción.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(18-09-2016)

 

• Lo mejor: Sophie Turner. La escena de Mercurio y la violenta aparición de Lobezno.
• Lo peor: La sensación de desidia que trasmite el conjunto. El torpe recurso de hacer sufrir (aún más) a Magneto.

 

¿Sabías que…? Spoiler. En la escena después de los títulos de crédito volvemos al laboratorio de Stryker. Allí vemos como un hombre recoge un viral de sangre etiquetado como “Arma X” y lo guarda en un maletín de Essex Corp., la compañía de Nathaniel Essex, también conocido como Mr. Siniestro.

 

 

X-Men: Apocalipsis (2016)

 

Título Original: X-Men: Apocalypse | Género: Acción / Aventuras / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Bryan Singer | Actores: James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence | Productor: Simon Kinberg, Hutch Parker, Bryan Singer | Guión: Bryan Singer, Simon Kinberg, Michael Dougherty, Dan Harris | Fotografía: Newton Thomas Sigel | Música: John Ottman | Montaje: Michael Louis Hill, John Ottman

 

Sinopsis: Desde los orígenes de la civilización, él fue venerado como un dios. Apocalipsis, el primero y más poderoso de los mutantes del universo X-Men de Marvel, se hizo con los poderes de otros muchos mutantes, convirtiéndose en inmortal e invencible. Tras su debilitamiento después de miles de años, su desilusión hacia el mundo le obliga a reclutar a un grupo de poderosos mutantes, incluyendo al descorazonado Magneto, para purificar a la Humanidad y crear un nuevo orden mundial, del cual estará al frente. Mientras el destino de la Tierra pende de un hilo, Raven, con la ayuda del Profesor X, tendrá que liderar un equipo de jóvenes X-Men para detener a su mayor enemigo y salvar a los seres humanos de la destrucción total.

 

 

X-Men: Apocalipsis (2016)