Predator (2018)

 

Get to the choppa!

Hay un evidente tono lúdico en toda la filmografía (como director y guionista) de Shane Black. Se trata de una manera de concebir el cine como espectáculo ilimitado, donde todo es posible. Este planteamiento se convierte, en manos del responsable de los libretos de “Arma Letal” y “El Último Gran Héroe” (entre otras), en una verdadera fiesta de la hipérbole, el chascarrillo y el cachondeo padre; elementos imprescindibles en cada una de sus obras. Sugerir que este factor le resta trascendencia a su trabajo es un error y una manera más de poner trabas al disfrute del festival de paridas, vísceras y desmembramientos que articulan su última película, “The Predator”. Esta sabrosa reformulación del icono más cinegético de la ciencia-ficción (en colaboración con otro gamberro de categoría, Fred Dekker), lleva un paso más allá el concepto “pasarlo teta”. Black y Dekker asumen su acercamiento a la saga como un verdadero regreso a la esencia de los actioners más bestias de los ochenta. Para alcanzar tal objetivo, huyen de la nostalgia impostada por una época hoy día sumamente distorsionada, para regocijarse en los elementos que Hollywood ha ido suprimiendo de sus producciones de acción durante los últimos treinta años. “The Predator” está sazonada con el sudor y la testosterona de “Depredador”, con la sangre y las tripas de “Depredador 2”, bien mezcladas con la violencia y la incorrección de una década donde Schwarzenegger era capaz de matar a varias decenas de fulanos por película (en “Commando” alguno más).

La (divertida) noche del cazador. El chiste recurrente acerca del error cometido al catalogar al extraterrestre como depredador, cuando su modus operandi es (evidentemente) el de un cazador, marca el tono de un film repleto de ocurrencias parte-culos (“Well, we took a vote, Predator is cooler. Right? Fuck yeah!”). Desde la configuración misma del grupo de militares desequilibrados que protagoniza la cinta, “The Predator” actúa como híbrido que aglutina ciencia-ficción, acción y terror con un repertorio de disparates de calibre y potencia inusual. La facilidad para intercalar la sobredosis de comedia que alberga la producción con el resto de ingredientes que la componen, es otro punto destacado de una propuesta que no se corta un pelo a la hora de plasmar los tronchantes desvaríos de sus responsables (asesinar en Halloween es otro rollo). Es cierto que su tercer acto no aguanta el tirón, a pesar de contar con una de las mejores escenas del film (la doble ejecución en plan “colegas hasta el fin”), pero todo aquel espectador que se haya entregado al jolgorio de la primera hora larga de metraje, sabrá disculpar los baches de una cacería absolutamente deliciosa, con un yautja über cabrón muy desatado. El punto agridulce sobreviene al conocer los problemas a los que se enfrentó la película en su fase de posproducción, que, estoy seguro, nos han privado de alguna cosa chula, así como la no participación de Schwarzenegger en el rodaje. Qué maravilloso hubiera sido ver el retorno de Alan “Dutch” Schaefer o Mike Harrigan…

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(19-09-2018)

 

• Lo mejor: Cada una de sus ocurrencias. El running gag cazador-depredador.
• Lo peor: El material perdido en el montaje final.

 

¿Sabías que…? Shane Black y Fred Dekker (“El Terror Llama a su Puerta”) colaboraron en la cinta de culto “Una Pandilla Alucinante” (The Monster Squad, 1987), el primero como guionista y el segundo ejerciendo de director.

 

 

Título Original: The Predator | Género: Acción / Aventuras / Terror / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA / Canadá | Director: Shane Black | Actores: Boyd Holbrook, Trevante Rhodes, Jacob Tremblay | Productor: Bill Bannerman, John Davis, Lawrence Gordon | Guión: Fred Dekker, Shane Black, Jim Thomas, John Thomas | Fotografía: Larry Fong | Música: Henry Jackman | Montaje: Harry B. Miller III

 

Sinopsis: Cuando el pequeño Rory (Jacob Tremblay) activa accidentalmente el regreso a la Tierra de los yautjas, desencadenará la vuelta de los cazadores más letales del universo; una especie extraterrestre caracterizada por convertir en su trofeo al resto de criaturas y por obtener su poder a través de la hibridación. Ahora, estos alienígenas han mejorado su ADN y son aún más peligrosos, fuertes, inteligentes y mortales. Por eso, sólo un grupo de ex soldados y una profesora de ciencias podrán evitar el fin de la humanidad.

 

 

 

Edición: Predator – Edición Metálica Blu-ray | Distribuidora: 20th Century Fox H. E. | Contenido: 1 Disco | Presentación: Estuche metálico (Steelbook) | Imagen: 2.39:1 1080p | Audio: Inglés – DTS-HD Master Audio 7.1 / Castellano – DTS 5.1 / Alemán – DTS 5.1 / Francés – DTS 5.1 | Subtítulos: Inglés, Castellano, Alemán, Francés | Extras: Escenas eliminadas / El toque de Black / La evolución del Depredador / El equipo de desmantelamiento / La captura del Depredador / Galería | Fecha de salida: 4 de enero de 2019

 

 

 

 

 

Fecha de estreno: 14 de septiembre de 2018 (España)
Presupuesto: 88,000,000 $
Recaudación primer fin de semana USA: 24,632,284 $ (16 de septiembre de 2018)
Recaudación total USA: 51,024,708 $
Recaudación total mundial: 160,542,134 $
Compañías: Twentieth Century Fox, Davis Entertainment, TSG Entertainment
Duración: 107 min.
Mezcla de sonido: Dolby Atmos | Dolby (Dolby 7.1 Surround Sound)
Color: Color
Relación de aspecto: 2.39:1

Último visionado: 17/03/2019
Código: BD (1403) (SN)